No necesitas a un diseñador

DISEÑO GRÁFICO

No necesitas a un diseñador

Uno dos… Uno, dos tres… probando, probando.

Bienvenida y gracias por acompañarme en mi blog, lugar donde quiero que valores, aprendas y disfrutes del diseño.
El gran aliado en tu proyecto para que puedas crecer, sentirte orgullosa, conectar y crear una buena experiencia.

Además de ayudarte y aconsejarte, pondré tus ideas y proyecto del revés. Porque soy una persona que desafía lo convencional y no sigue las modas. Porque debes ser la oveja negra, pero no la mala malísima. No, no, aquí yo ya no entro, esto que cada una consulte con su almohada. Sino la que tiene estilo y se diferencia de los demás para ser recordada y tener mucho power y brilli-brilli.

Todo lo que es moda pasa de moda, el estilo jamás

Coco Chanel

Sí, lo sé, emprender, tener un pequeño negocio puede llegar a ser una locura. Haz esto, haz aquello, ten una buena imagen, una web funcional, las redes sociales, conecta con tu cliente y un largo etcétera. 

—–>>> Crees que todo esto no va contigo. Pues no necesitas a una diseñadora.

—–>>> Quieres algo simple, rápido y fácil. Pues no necesitas a una diseñadora.

—–>>> Crees que tampoco es tan importante la primera impresión. Pues no necesitas a una diseñadora.

—–>>> Crees que la presencia online, la web, es solo poner un poco de contenido por aquí, colores por allí y ya está. Pues no necesitas a una diseñadora.

—–>>> Crees que lo único que hace falta es un buen servicio o producto. Pues no necesitas a una diseñadora.

 

No solo tienes que preocuparte de crear tus servicios o productos. Resulta que luego hay que ¡venderlos!
Y vender puede convertirse en una tarea difícil, aunque tengas una súper oferta, una oferta sólida capaz de resolver los problemas de tu principal cliente.

Necesitas una estrategia, necesitas llegar a esos clientes y comunicar lo que vales. Construir una marca que muestre tus valores, para no perderte en el camino.

Ahora sí, amiga, necesitas a una diseñadora. Una pieza clave en el proceso de comunicación, entre tu proyecto y tu cliente.

 

Te ahorrarás dinero

Una diseñadora gráfica y web cuesta dinero. Como los fisios, peluqueros, mecánicos… somos profesionales que ofrecemos nuestros conocimientos y trabajo a cambio de dinero.
Pero invertir en un diseño que transmita tus valores, vaya dirigido a tu cliente, sea coherente y transmita profesionalidad. Y lo mejor, te diferencie del resto. Es invertir en ti y en tu proyecto a largo plazo.

Si vas a vender algo, necesitas una marca y si vas a crear una marca necesitas una estrategia.

Lo llamamos marca por algo. Porqué es una huella, una impresión que dejas a tu paso por el mercado. Y para esa impresión normalmente no hay segundas oportunidades. Ha de haber un feelling a la primera.

Por eso, cuidado con utilizar plantillas, patrones prefabricados en internet. Por muy modernos que te parezcan, tengan precios de risa o hasta sean gratis. Lo que sirve para una cosa no vale para otra y una identidad corporativa o una web adecuada no es algo que se pueda producir como churros. Y normalmente lo que ves en la plantilla cuando lo personalizas para tu negocio no queda para nada igual. ¿por qué será?

Si quieres ser diferente, ser tú, en definitiva necesitas a un profesional capaz de ver lo que te define, lo que necesitas tú y tu oferta.

 

Te ahorrarás tiempo

Ahora busca a un profesional, investigación, enviarle contenido, darle la opinión, enamorarte del resultado… ufff…

Diseñar un logo, elementos corporativos, tu identidad visual en las redes sociales, la web, etc. Los días solo tienen 24 horas.
Delega y rodéate de otros profesionales que contribuyan a que tu empresa crezca y se enriquezca con tus servicios, para conseguir tiempo para ti y tu marca.

El tipo de producto que ofreces, el perfil de tu cliente, tu propuesta de valor… todo esto puede comunicarlo una buena marca y una buena identidad gráfica.
Y lo que es más: con la ayuda de una diseñadora gráfica podrás adaptar cada una de las fases de tu estrategia a los canales y soportes que utilices para llegar a tu público.

Por eso, aunque estés empezando, ten para tu proyecto una marca coherente y consolidada, porque tu marca es un elemento en constante actualización. Cada vez que vendes algo o te comunicas con tu cliente, la estás poniendo a prueba.
De nada sirve tener un logo en el que te sientas identificada, que sintetice tu propuesta de valor si luego las extensiones de la marca (tarjetas, flyers, web, redes sociales, local, pdf con información, en general todo lo que forma parte de tu marca) no siguen este estilo. No va todo en una línea, a lo que realmente quieres mostrar.
Y hablando claro son horribles.

Este es uno de los errores más comunes con los que normalmente me encuentro.
Pasado un tiempo se olvidan de las instrucciones que recibieron, del manual de usos gráficos, de los colores corporativos, de las tipografías de su marca, del estilo fotográfico… y acaban con un pupurri visual que te destroza los ojos en la web, sus redes sociales, la newsletter…
Es una pena, porque en este momento te está saliendo caro.

 

Esto de ser recordado y atractivo solo lo puedes conseguir teniendo un producto/servicio que resuelve un problema/anhelo de tu cliente y una imagen que transmita tus valores y conecte.

 

¿necesitas a un diseñador?

Todo depende de a donde quieras llegar. Si te paras a pensar, todas las ideas innovadoras te llevan por un camino que no es fácil, a cuestionarte, pero después solo puedes sonreir y… ¡esas copas arriba para celebrar!

 

Ahora, analiza tu identidad ¿estás consiguiendo un estilo, conectar con tu cliente?
Si tienes dudas, escríbeme y seguro que encontramos tu estilo, tu brilli-brilli.

 

Que tengas un buen comienzo de temporada, año, vuelta al cole, lo que empiece para ti en septiembre.
Un abrazo.

Marta.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

TE PUEDE INTERESAR  

Deja un comentario

Abrir chat
1
¡Hola! Bienvenida a Marta Co., si tienes cualquier duda sobre mis servicios no dudes en escribirme un whatsapp y te responderé en cuanto lo vea :)